Testimonio (M.H.)

 
Lo que más me llamó la atención sobre mi Iluminación fué que me “llevaron”: no había visualización, no intentaba ver ni oír nada en particular. Ni siquiera estaba sentado en mi cojín de meditación normalmente ahí arriba. Creo que si hubiera estado intentando demasiado, entonces no habría sucedido (no de todos modos).

Normalmente tomaría un tiempo entrar en Meditación, pero esta vez, tan pronto como me sentí cómodo, sentí que me impulsaban a través de los niveles de Conciencia, hacia arriba y hacia arriba. Cada nivel a medida que lo alcanzaba se sentía diferente, no puedo decir cómo, tal vez una energía más sutil. Otras personas han dicho que experimentaron un rápido ascenso, pero el mío fue bastante lento y pude disfrutar de los sentimientos de los diferentes niveles. Luego, muy rápidamente, estuve en un espacio sin nada allí, no recuerdo cuánto tiempo, solo unos segundos, no había “yo” allí.

Entonces esta abrumadora sensación de amor. Es el Principio unificador en toda la creación. Comprendí que el amor tiene muchos niveles. En el nivel más alto podría llamarse Dios en forma. El amor es la energía que une a cada átomo para formar pensamientos, emociones y todo en el universo físico. Sin amor no habría forma. Entonces vi que todo venía de mí en el sentido más elevado.
¡Guauu!