Testimonio K.T.

Empecé a meditar en 2006 y mi viaje al principio era una maravilla; meditaba mucho y me encantaron las nuevas experiencias que estaba explorando. Las circunstancias de mi vida entonces cambiaron drásticamente para peor y, por desgracia, afectaron mi meditación. No fui feliz durante muchos años después de los acontecimientos trágicos en mi vida y me resultaba difícil centrarme en mi meditación. Durante ese tiempo tuve mi segunda iniciación, lo cual no fue una experiencia agradable. Sin embargo, perseveré, ya que mi meditación era una fuente de gran resistencia y estabilidad en mi vida. También estaba en la búsqueda de respuestas a las preguntas que aún quedaban sin respuesta.
Con los años, mi vida se ha asentado y mi amor por la meditación se ha hecho más fuerte. Estoy feliz de haber persistido a través de los tiempos difíciles, porque ahora el círculo se ha completado y estoy completo. He tenido experiencias maravillosas y revelaciones desde mi Iluminación; Siento que todo es fácil y simple de nuevo. Mi dedicación y determinación han dado sus frutos. Estoy en un lugar de quietud, estabilidad interna y fuerza inamovible. Tengo más paciencia, más amor y comprensión de mí mismo y de los demás y menos juicio en mi vida. Y espero con interés todo lo que la meditación me revele, ya que esto es sólo el comienzo de un nuevo viaje.