Testimonio (D.P.)

Meditar en la Luz y el Sonido ha añadido un increíble nivel de profundidad a mi vida que no se compara ninguna otra cosa que he probado. Con los años ha conseguido derretir las partes de mí que no eran otra cosa que barreras para mi progreso en mi Viaje Espiritual, dejándome más ligero, más feliz y más abierto a estas energías increíbles. Aunque a veces sea difícil, sé que meditar en la Luz y el Sonido es lo más valioso que puedo hacer, y la inteligencia amorosa de mi interior tiene un objetivo final – mostrarme lo que realmente soy!