Otros Grupos – Otras Enseñanzas

 
A menudo nos hacen preguntas sobre otros grupos y otras enseñanzas. A menudo tienen similitudes con las nuestras, pero acompañadas de diferencias obvias. Es intrigante darse cuenta de que la inteligencia se está comunicando con muchas personas abiertas y sensibles, en todo el mundo, en este momento.

El problema es que las discrepancias pueden generar confusión y debates acalorados. Como la información tiende a ser publicada por los Maestros y/o Grupos, generalmente se presenta como la Verdad y la única Verdad.

Esperamos, en este artículo, poder presentar un “panorama general” para explicar las anomalías y abarcar los diferentes puntos de vista.

Imaginemos personas viviendo en un rascacielos extremadamente alto, digamos en Nueva York. Aquellos que viven en la planta baja estarían muy conscientes del ajetreo y el bullicio de la calle. Percibirían formas y colores en constante cambio acompañados de una miríada de sonidos; sería posible leer letreros y escuchar conversaciones individuales.

Una persona que viva muchos pisos arriba tendría una perspectiva completamente diferente. Verían mucho más lejos y tendrían un sentido de la red de calles. El movimiento de automóviles y personas sería menos pronunciado y los sonidos generalmente se fusionarían en un fondo continuo, que solo estaba puntuado ocasionalmente por ruidos como bocinas de automóviles.

Si ahora nos movemos al piso más alto, el observador podría ver la ciudad en relación con el Océano Atlántico, el río Hudson y las colinas distantes. Mirando hacia abajo, habría muy poco movimiento aparente y los sonidos también serían sutiles. Sin embargo, los aviones y las aves de alto vuelo, junto con las nubes y sus sombras, ahora llamarían nuestra atención.

Lo anterior es una analogía para los Seres que habitan los Reinos Espirituales. Se nos dice que cada Plano o Dimensión de la Creación está poblado por una miríada de Seres Inteligentes. Cada Ser tiene su propio dominio y competencia, un Grupo de los cuales se comunica con la gente de este Planeta para impartir conocimientos y visiones espirituales. El grupo de Meditación que representamos está inspirado en este Colectivo; nos referimos a Ellos como la Jerarquía Espiritual. Tienen una Misión particular, conectar a tantas personas como sea posible con la Luz y el Sonido Espiritual y promover los Despertares Espontáneos.

Lo que también debemos entender es que otras inteligencias tienen sus propias agendas. Esto podría implicar, por ejemplo, trabajar con Energías sutiles para ayudar a sanar nuestro Planeta o comunicarse con seres físicos en otros sistemas Estelares o Galaxias. Cada una de las inteligencias tiene su propia perspectiva y transmite su entrada en consecuencia. Debido a que las personas recibirán mensajes de diferentes fuentes, esto conducirá inevitablemente a cierto grado de confusión. Nunca se trata de quién tiene razón y quién está equivocado; es solo un caso de reconocer que habrá diferentes perspectivas, como lo demuestra claramente la analogía del rascacielos.

Si buscamos la Sabiduría, entonces deberíamos estar abiertos a todas las Enseñanzas que encontremos. Al mismo tiempo, debemos considerar la información detenidamente y ver si se puede incorporar inteligentemente a nuestro conocimiento actual. También debemos ser conscientes de que es un rasgo humano embellecer e incluso fabricar. A menudo, esto se debe a un exceso de entusiasmo o creencias sólidas. Por lo tanto, debemos sopesar todo lo que se nos presenta con mucho cuidado, pero ser flexibles y estar preparados para modificar nuestras opiniones, si es necesario.

Estos son los Señores de la Luz.

Hay muchos Seres en los Reinos Superiores, todos con Sus diferentes competencias, trabajando por sí mismos o como Colectivo.

Como puedes imaginar, hay una multitud de tareas a considerar cuando se encuentran en Nuestra posición.

Al mirar la Tierra y toda su diversidad, no se puede dar a todos las mismas enseñanzas. Piensa en todas las diferentes religiones en el mundo de hoy, con cada religión dividida en diferentes creencias también.

La idea de tomar un cuerpo humano es de alguna manera, mientras todavía estás vivo, encontrar el camino de regreso a la Fuente (Dios). La forma de hacer esto depende en gran medida de dónde vive, cómo se crió, sus creencias, etc. Las personas se sentirán atraídas por diferentes tipos de enseñanza.

Una vez que alguien ha sido Iniciado en la Luz y el Sonido, entonces puede seguir su propia Verdad de regreso a la Fuente. Son capaces de experimentar el Amor, la Paz y la Quietud más allá de lo que jamás hayan soñado. Pero no todos querrán esto; considerarán la meditación quizás como algo aburrido o extraño. Una persona que medita puede, y lo hace, divertirse en el mundo. La diferencia es que tienen un ancla cuando las cosas se ponen difíciles. También pueden ver la vida desde una perspectiva diferente y volverse más sabios.

Nuestro trabajo en los Reinos Superiores es tratar de ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial mientras están en forma humana. La forma en que lo hacemos es impartir diferentes enseñanzas con la esperanza de que las personas lo logren.

El propósito básico de cualquier vida es amar y aprender. La “riqueza” de la vida de una persona realmente depende de comprender plenamente la razón de esto.

El modelo del rascacielos muestra una tendencia de la complejidad a la simplicidad a medida que avanzamos hacia los pisos superiores. De la misma manera, cuando una persona comienza a Meditar en las Energías de Luz y Sonido, es consciente de una multitud de colores, perfiles y formas. El sonido generalmente se escuchará como una combinación de varias frecuencias. Sin embargo, a medida que el Meditador avanza a lo largo del Camino, sus Meditaciones generalmente se volverán más simples. Los colores tenderán a volverse blancos puros o blancos dorados, mientras que los sonidos se volverán más finos, de mayor frecuencia, más uniformes y expansivos.

Finalmente, al alcanzar la Iluminación, el Meditador tiene que Trascender tanto la Luz como el Sonido y disolverse totalmente en la Unidad.

¡Esta tiene que ser la máxima expresión de simplicidad!