Meditación en Luz y Sonido

Las Energías de Luz y Sonido han sido mencionadas en innumerables libros y se ha hablado de ellas en muchos grupos de meditación. Sin embargo, existen una gran cantidad de diferentes energías de Luz y Sonido que se dividen en 3 categorías principales: física, imaginaria y Espiritual.

Queremos dejar absolutamente claro que las Energías de las que hablamos no tienen nada que ver con los niveles más bajos, que son simplemente productos de nuestros sentidos físicos y nuestra mente. A las Energías Espirituales sólo se puede acceder a través de la disciplina de la Meditación y los niveles más Altos requieren una Iniciación Espiritual Verdadera.

No queremos estropear la experiencia de una persona que haya se haya aproximado la Luz y el Sonido por primera vez, ni queremos dar demasiadas ideas preconcebidas que le lleve imaginarse cómo son estas energías. Sin embargo, queremos tratar de describir, lo mejor que podamos, un poco de lo que una persona puede esperar cuando reciba la Primera Iniciación. Como está escrito en la página de El Viaje, la Primera Iniciación ha de ser hecha por contacto directo de una persona Iluminada.

La Luz y el Sonido que se revelan en la Iniciación son de Dimensiones más allá de lo físico y por lo tanto, como ya se ha dicho en otras ocasiones, no se perciben ni con la mente, ni con los sentidos. En alguna literatura, se ha dicho que estas energías son sutiles. La única cosa que estas energías no son, es sutiles, sin embargo, su percepción depende individualmente del Meditador. Si su concentración es pobre, entonces sí que pueden parecer sutiles, pero si saben meditar bien, entonces la Revelación es simplemente Indescriptible.

La mejor manera de tratar de entender lo que se revela, es considerar la Energía como una Inteligencia Viva que demuestra Amor Ilimitado y Compasión. Es totalmente Benevolente y no puede hacer ningún daño. Por el contrario, descubrirá que de hecho le Nutre, ya que es su Verdadera Esencia.

Este camino le conduce de nuevo a Sí Mismo.

La Luz, cuando vista sin prejuicios, es tan Brillante como “Si la Luz de mil soles ascendiera al cielo” (El Bhagavad Gita 11:12). El Sonido es una orquesta con cada instrumento musical imaginable y la vibración de la Naturaleza, entretejida formando una maravillosa sinfonía.
Permítanme de nuevo señalar que esto que se ha descrito sólo es cierto para el meditador dedicado, no el que se precipita y acude dejándose llevar de la emotividad y las experiencias vividas en poco tiempo. La Meditación Espiritual sólo se puede hacer con el corazón – no con la cabeza.

No puede pensar su camino a Dios.

De hecho, es la mente, la cual es tan útil en la vida Terrenal, que se interpone en el camino del progreso Espiritual. No es una cuestión de detener la mente, no se puede detener la mente, es una cuestión de trascendencia. Es necesario encontrar una manera de concentrarse en algo más allá de los pensamientos. Aquí es donde juegan un papel crucial las Energías Espirituales, que nos proporcionan el enfoque necesario para poder trascender y, si se continúa, le llevarán de nuevo a su Fuente – a su Esencia. Estas Energías Espirituales le permiten la oportunidad de disolver su corazón, de aprender a “morir a diario” (La Biblia, 1 Corintios 15:31).

Por último, un buscador verdadero hay que prepararse tanto como sea posible para la Iniciación y nuestro trabajo es darles el mejor asesoramiento posible para ayudar en esa preparación. Un dilema con el que nos encontramos constantemente es, ¿cuándo iniciar?
Por un lado, si se inicia antes de tiempo la persona no será capaz de acceder bien a las energías. En consecuencia, pueden decepcionarse y abandonar, finalizando de este modo su propio progreso espiritual, sin darse cuenta de su verdadero potencial.

Por otra parte, sería erróneo mantener a las personas que meditan esperando más tiempo del absolutamente necesario. Ellas también podrían perder el interés y acabar apartándose.
Por esto, siempre ha de ser un “acto de equilibrio” por nuestra parte, lo principal a tener en cuenta es: ¿Qué va a hacer la persona después de la Iniciación? Necesitamos ver cualidades como la perseverancia, la determinación, la disciplina y sobre todo…

Una Inquebrantable devoción por la Verdad.